29/1/09

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE LA DELINCUENCIA ACTUAL

A pesar de las dificultades para conocer la criminalidad real, se puede afirmar, sin temor a equivocarnos, que las características fundamentales de la delincuencia actual son, que es muy elevada; que es violenta y que existe una interrelación delincuencia-drogas.

Según las estadísticas de la Fiscalía General del Estado, la cifra global de la delincuencia conocida en España se sitúa por encima de los dos millones y medio de infracciones penales. Las cifras de delitos son superiores a las de las faltas. Todo ello sin tener en cuenta las infracciones penales que no son denunciadas por las víctimas ni conocidas por los servicios policiales. Las modalidades delictivas más frecuentes son las siguientes:
  • Robos con fuerza en las cosas, tanto en domicilios, establecimientos e interior de vehículos.
  • Robos con violencia e intimidación.
  • Hurtos y robos de uso de vehículo de motor
  • Tráfico de drogas.
  • Imprudencias y delitos contra la seguridad vial.
  • Lesiones
  • Delitos contra la libertad y la seguridad......
Los delitos contra el patrimonio causan un perjuicio patrimonial evaluable económicamente. Se pueden clasificar atendiendo a diversos criterios. Así, según el medio empleado se distinguen:
  • Delitos patrimoniales con violencia e intimidación en las personas (robo con violencia o con intimidación, extorsión, etc.
  • Delitos patrimoniales con fuerza en las cosas (robos con fuerza)
  • Delitos patrimoniales sin violencia o intimidación en las personas ni fuerza en las cosas (hurto, apropiación indebida, etc.
  • Delitos patrimoniales con engaño (estafas)
También se pueden clasificar según el objeto sobre el que recaen:
  • Delitos patrimoniales sobre inmuebles (usurpación, estafas inmobiliarias,
  • Delitos patrimoniales sobre muebles (hurto, robo)
Finalmente se pueden clasificar según exista o no enriquecimiento del autor:
  • Delitos patrimoniales de enriquecimiento mediante apoderamiento, defraudación, explotación o negocio.
  • Delitos patrimoniales sin enriquecimiento (hurto de cosa propia, daños, incendios, etc.)
En los últimos años la delincuencia española ha aumentado cuantitativa y cualitativamente, especialmente en lo que se refiere a la violencia, los homicidios, los asesinatos y las lesiones graves que han experimentado un incremento considerable. Cada vez son más habituales los delitos en los que para su ejecución se ha usado violencia gratuita e innecesaria.

La violencia no es un fenómeno nuevo. El comportamiento agresivo es el mecanismo de defensa del ser humano, está en nuestra estructura genética. No hubiéramos podido sobrevivir sin este elemento. El comportamiento violento es diferente, es hacer daño a las personas o cosas y no todos tenemos comportamientos violentos. La violencia no forma parte de nuestra estructura genética. La educación genera dos efectos de control, uno sobre el comportamiento violento y otro sobre la conducta sexual. En ninguna cultura hay hábitos permisivos sobre la conducta sexual, ni ha habido nunca permisividad absoluta hacia el comportamiento violento (Las guerras, por ejemplo, siempre han tenido regulación). Los comportamientos violentos, con violencia inusitada, siempre han provocado impactos en la sociedad. Tenemos la apreciación de que vivimos en el momento mas violento de la historia, cuando no es cierto. Los comportamientos violentos no están legitimados como lo estaban en la antigüedad. Si es cierto que, probablemente, nunca se ha podido consumir tanta violencia sin implicarnos en ella. Esto es lo realmente nuevo: Violencia real en directo a través de los medios de comunicación.


El incremento de la violencia grave se aprecia especialmente en las ciudades y en los países industrializados y que se manifiesta fundamentalmente bajo la forma del terrorismo y el “gran bandolerismo” que origina infracciones extremadamente graves, como atracos a bancos. Notas comunes a estas dos tipologías delictivas son el carácter extremadamente violento de las acciones y el desprecio absoluto de las consecuencias que puedan provocar en la vida e integridad física de las personas.


En todo caso la criminalidad violenta abarca los delitos dolosos de homicidio y lesiones corporales, el robo con violencia, así como la violación y la coacción sexual.

Otra característica de la delincuencia actual es la existencia de grupos organizados de delincuentes profesionales. En primer lugar lo que se ha venido en denominar “crimen organizado”. Estos delincuentes no tienen una especialidad delictiva, sino que se interesan por numerosos sectores de actividad delictiva y tienen como criterios para intervenir en dicho sector la rentabilidad y la obtención del máximo beneficio económico. Junto a estos grupos fuertemente estructurados y jerarquizados, existen numerosos grupos organizados de delincuentes cuyas estructuras no son tan estrictas ni jerarquizadas y que ejercen su actividad en uno u otro sector de delincuencia: traficantes de drogas, equipos especializados en determinado tipos de robos, en negociación de cheques robados, en el tráfico de moneda falsa en el tráfico de personas (trata de blancas) y en el tráfico de armas. Entre ellos no parece existir relaciones orgánicas, entablan entre ellos relaciones episódicas con ocasión de un asunto determinado que en ocasiones pueden resultar conflictivas (ajustes de cuentas) y estos grupos parecen menos especializados que en el pasado (cambian con relativa facilidad de sector de actividad según las circunstancias).

También se ha observado el incremento de la criminalidad económica y financiera, tales como las negociaciones de cheques falsificados, las estafas, el tráfico de divisas y los delitos contra los mercados de valores y contra la hacienda pública. Además se están produciendo nuevas topologías delictivas mediante el uso de las nuevas tecnologías (fraudes a través de Internet).

Igualmente se está observando una internacionalización de la delincuencia a causa de las facilidades actuales en el campo de los transportes y comunicaciones, el turismo y los intercambios comerciales internacionales, la apertura de fronteras y las flexibilidades para el paso de las fronteras. En los últimos años se ha incrementado el tráfico de drogas, gracias a dichas circunstancias y a la existencia de grandes desigualdades económicas entre distintas zonas del planeta. Además, existen otros tráficos que afectan a todas los países: de armas, de moneda, de obras de arte robadas, de automóviles, de oro, etc...

También podemos considerar el incremento de delitos contra el medio ambiente; la aparición de nuevos métodos en la comisión de delitos; la mas que evidente disminución de edad de los delincuentes y la cada vez mayor participación de la mujer en los actos delictivos.

No se trata de una delincuencia nueva, sino de nuevas formas de ejecución del delito y de nuevos medios para cometerlos.

Finalmente, respecto a los delitos cometidos en el ámbito intrafamiliar, para algunos autores la violencia que se ejerce en el seno familiar es la forma de violencia mas extendida en nuestra sociedad, a la vez que es la forma de violencia menos controlada, a la que no se le da todavía la debida importancia, aún cuando en los últimos años se ha podido apreciar un débil avance en su persecución y fundamentalmente en la protección de las víctimas. En este ámbito ha existido y existe una elevada cifra negra debido a que para los implicados y para los círculos mas cercanos suelen considerarla un asunto privado. Sin embargo, sus consecuencias sociales y psíquicas no son tan inocuas. Por una parte este tipo de violencia puede provocar daños psíquicos considerables y por otra, los menores aprenden que la violencia representa aparentemente una medida eficaz para solucionar conflictos.

Los delitos de violencia que se producen en el ámbito familiar son descubiertos en raras ocasiones. La cifra negra, como he mencionado, es aún considerablemente alta. Por otro lado la actitud de la opinión pública ante estos problemas de violencia intrafamiliar está dividida, o no se toman en serio los hechos y sus consecuencias o bien, cuando son conocido judicialmente, se exige una drástica punición.

Las víctimas de la violencia domestica son los miembros más débiles de la familia: los niños, las mujeres y las personas mayores y abarcan delitos puramente de agresión y delitos con referencias sexuales. Los niños, en este tipo de delitos, disponen de menos recursos para denunciar los hechos.

Para paliar las consecuencias de este tipo de violencia se vienen creando en los últimos años centros de acogida para mujeres maltratadas y centros de protección de menores, que han probado su eficacia en situaciones de peligro y necesidad urgente.


EVOLUCIÓN E INCIDENCIA EN ESPAÑA. AREAS DELICTIVAS PREFERENTES DE ACTUACIÓN:

La delincuencia organizada, (que incluye la internacional), aparece en España a finales de los años setenta debido, entre otras razones, a la aparición del fenómeno del turismo con el surgimiento de grandes negocios en las zonas costeras y debido al cambio político experimentado en la sociedad española con la transición hacia la democracia, que asegura las libertades públicas y garantiza el respeto hacia los derechos de los ciudadanos y que necesita un periodo de ajustes de la legislación a las nuevas realidades sociales.

En la actualidad la actividad delictiva practicada de forma mayoritaria por las organizaciones y grupos criminales es el tráfico ilegal de drogas, además del blanqueo de dinero, falsificaciones y defraudaciones con medios de pago, trafico ilícito de vehículos, armas y monedas; robos y estafas; y delitos relacionados con la prostitución y la receptación.

Se suelen utilizar empresas legales como tapaderas para realizar las actividades delictivas y se suelen utilizar propiedades inmobiliarias, vehículos y las nuevas tecnologías.

Con frecuencia se utilizan medios violentos, tanto dentro del propio grupo, hacia otros grupos o hacia personas ajenas al mundo de la delincuencia y, también con relativa frecuencia, se han detectado la utilización e influencia de instituciones públicas y privadas.

Las zonas geográficas donde se localizan la mayor parte de actos delictivos de este tipo son las zonas costeras de Andalucía, Levante, Cataluña y Galicia; y en las grandes ciudades como Madrid, Valencia, Barcelona, etc...

Por último es destacable que se ha producido, de forma progresiva, un incremento notable de actividad de organizaciones de carácter nacional y la introducción de organizaciones internacionales procedentes de china, Sudamérica y de los países del Este de Europa.

Blogalaxia Tags:

4 comentarios:

  1. Soy Jefe de Equipo de la Policia Portuaria del Puerto de Cádiz y decir que el Blog me parece muy interesante y seguro que aprenderé bastante ojeándolo.

    Un saludo y enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido Oscar, considérate como en tu casa.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo13/4/11 0:27

    Soy estudiante de criminologia tambien puedo decir que el blog es interesante, aprendes cosas nuevas i podemos ver como va el pais.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, anónimo, siéntete como en tu casa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...