28/3/11

ROBOS EN CAJEROS AUTOMÁTICOS

La policía de Essex, Reino Unido, ha emitido imágenes captadas por una cámara de seguridad, en el que puede apreciarse como operan los ladrones para sustraer a un cliente del banco un total de 350 libras, cuando realizaba una operación de disposición de efectivo en un cajero automático.  Las imágenes fueron captadas por la cámara de un cajero automático situado en la calle de una sucursal del banco Santander de la localidad.

Tanto el vídeo como las imágenes fijas captadas por la cámara han sido hechos público en la página web oficial de la Policía de Essex con dos objetivos, el primero hacer un llamamiento a posibles testigos y, en segundo lugar, para advertir a los usuarios de cajeros automáticos de cómo operan los ladrones y de las medidas que deben adoptar para no ser víctimas de tales robos.

La víctima fue abordada por dos hombres que se habían situado a ambos lados.  En el momento en el que el dinero estaba a punto de salir de la máquina, uno de ellos realizó una maniobra de distracción, para ello arrojó al suelo, junto al cliente, un billete de 10 libras y, a continuación, le avisa de que el billete se le había caído.  En el momento en el que la víctima se agacha para recoger el billete, un segundo individuo se acerca, coge el dinero expedido por la máquina y rápidamente ambos se marchan del lugar, cada uno en una dirección. Durante la operación un tercer miembro de la banda, se dirige a una mujer que se encontraba esperando para usar el cajero, a la que distrae durante unos segundos para que no se percate de lo que estaba ocurriendo.

La víctima, un hombre de 57 años de edad, de Loughton, no se dio cuenta que había sido víctima de una sustracción.  Retiró su tarjeta y, cuando observó que la máquina no le facilitaba la cantidad que había solicitado, pensó que simplemente se trataba de alguna avería del cajero.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 13,50 horas del día 25 de agosto 2010, es decir, a una hora en la que la calle se encontraba bastante concurrido de gente.



La policía de Essex advertía que los autores de este tipo de robos actuan con mucha habilidad y rapidez, hasta el punto de que la víctima no llega a percatarse de nada hasta que comprueba en el banco la razón por la que el cajero no le expidió el dinero solicitado.

Además, la policía de Essex ofrece algunos consejos para evitar ser víctima de robos similares en cajeros automáticos, especialmente en aquellos situados en plena calle:
  • Antes de manipular la máquina cerciorarse que de no hay otras personas en las proximidades observando lo que hacemos.
  • Mientras estemos operando en el cajero prestar la máxima atención al cajero, sin caer en las posibles distracciones que puedan provocar las personas que pudieran encontrarse en las proximidades.
  • Cubrir siempre con la mano o con cualquier elemento el teclado del cajero en el momento de introducir nuestros datos (clave de acceso).
  • Si observamos a alguna persona cerca que pueda observar como introducimos nuestros datos, confiar en nuestros instintos y si no nos encontramos cómodos o si observamos algún tipo anomalía, lo mejor es suspender la transacción y marcharse del lugar.
  • Si alguien trata de llamar nuestra atención de alguna manera cuando estemos realizando la operación, lo mejor es no caer en el engaño e ignorarlos.
  • Prestar la máxima atención al cajero mientras recuperamos la tarjeta bancaria y retiramos el dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...